Desayunos

Desayunos para inspirarse

Levantarse con buen pie.

Levantarse descansado, enérgico y hambriento. Con hambre de día, hambre de vida, lo que se suele decir: con ganas de comerse el mundo! Así es como debe uno saltar de la cama directo a la cocina a preparar un buen desayuno. Si no es así, puede ser que o bien hayas cenado demasiado, o las cosas que no entiendes no te permiten dormir, o también que tu colchón y acompañamiento necesiten una renovación.

Una vez solventados estos temas, te presento ideas de desayunos que no producen pesadez, taquicardias o ganas de volver a la cama. Sino que dan energía, concentración y buen humor para un rato. Ni que decir tiene que el desayuno debe ser algo de fácil digestión, pues el estómago lleva un buen rato ayunando así que hay que tratarlo con amor, con hidratos de absorción lenta, evitando los chutes de azúcar, y con alimentos que hidraten, nutran y vigoricen nuestro día.

Porridge de avena

DSCF0108

 

Lo presento el primero por ser el más práctico en cuanto a nutrientes/ tiempo de preparación se refiere, para mañanas sin demasiado tiempo en el que deleitarse. Tan sólo tardas cinco minutos en tener listo un desayuno que te mantiene saciada toda la mañana y que además te ayuda a combatir el colesterol, ese que todavía no se sabe en qué proporción es sano ni qué alimentos lo potencian, porque a los médicos les cambian cada día la información, y que la gente se limita a gestionar con un danacol. Pues bien, la avena contiene un tipo de fibra que atrapa los ácidos biliares y el colesterol, llevándoselos a su paso…al mismo tiempo que estimula la utilización de nuestro propio colesterol para la fabricación de nuevos ácidos biliares. Para potenciar esta secreción  se aconseja acompañarla de algún lípido, en este caso las semillas de calabaza. De esta manera vamos movilizando y eliminando. Así pues, la avena es conocida por “la escobilla arterial” porque ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Ingredientes:

-Copos de avena enteros

-Leche de arroz

-Semillas de calabaza tostadas con salsa de soja

-Dátiles

Preparación:

En un cazo poner a hervir los copos de avena con suficiente leche para cubrirla, suele tardar unos cinco minutos, pero eso va al gusto, según la textura que desees remueve y ve añadiendo leche. Fin de la cocción.

Esta presentación combina semillas de calabaza con un toque salado de salsa de soja al final del tueste y dátiles. Pero la avena acepta tanto salado como dulce, así que puedes improvisar una combinación de fruta fresca, desecada o frutos secos cada día. A mí me gusta cocinarla con poca leche, y una vez fuera del fuego le añado más. De esta manera se regula la temperatura dependiendo de la estación del año.

Tortitas de arroz

DSCF0112

 

Este es el sustitutivo más parecido a las tostadas mediterráneas a las que algunos estábamos acostumbrados. Son crujientes, son hidratos integrales y una vez más admiten dulce y salado. Pueden servir para un desayuno más social y distendido, e ir montándolas en la mesa para que no se reblandezcan, puesto que se aderezan con salsa de soja, aceite…estas van acompañadas de soja en la base, aguacate, tomates secos y semillas de sésamo tostado trituradas. Es una combinación por la que tengo especial pasión, pero se reserva para épocas más cálidas. Son perfectas para patés vegetales como el hummus, olivada… y cualquier cosa donde eches de menos el pan.

Las tortitas son muy ligeras, así que el aporte energético y saciante dependerá del resto de ingredientes y como es un desayuno un poco seco, te recomiendo té, infusión o licuado recién hecho para completar el desayuno.

Sopa de miso

DSCF0136

 

Desayunar una sopa de miso todavía puede sonar un tanto exótico, pero en cuanto se prueba un día se entiende el porqué del atrevimiento. Calienta el cuerpo de buena mañana, elimina radicales libres, mineraliza, antioxida y sobretodo nutre!

Ingredientes:

-Verduras de temporada: cebolla, zanahoria, brócoli, setas y jengibre.

-Tofu.

-Alga wakame.

-Miso y salsa de soja.

-Levadura de cerveza.

-Tallarines integrales con espirulina.

Preparación:

Calentar en una olla agua y un poco de sal marina. Cortar en rodajas finas para sopa todas las verduras excepto el jengibre, creo que se aprovecha más su zumo si se ralla aparte y luego se exprime la pulpa a mano sobre la sopa. Añadir al agua con el alga cortada en trocitos pequeños, el tofu en cuadraditos más gruesos y una cucharada sopera de salsa de soja. Este tipo de tallarines tarda 15 minutos en cocción, así que puede añadirse todo junto, y será el tiempo de preparación justo. Pasados los 15 minutos, ponemos en un vaso una cucharada (tamaño café) de miso y le agregamos un poco de agua de la cocción para deshacer el miso con un tenedor (sólo se deshace en agua caliente), hasta que quede una pasta líquida que añadiremos a la sopa. Sólo queda servir y espolvorear un poco de levadura de cerveza por encima.

*Este es el único desayuno que se propone con gluten, pero puede sustituirse por pasta de arroz, de sarraceno o incluso un par de cucharadas de arroz integral ya hervido.

Crema de arroz

DSCF0145

 

Este es el desayuno para nota. Es el más elaborado y sutil de los desayunos. La crema de arroz se realiza a partir de arroz integral, es de cocción lenta y también tiene aplicaciones terapéuticas. Se puede combinar tanto en dulce como en salado y está indicado para todas las épocas del año.

Ingredientes:

–       Una taza de arroz integral.

–       Sal marina y agua mineral

–       Manzana

–        Tahine

–        Canela

–       Melaza de cereales o miel.

Elaboración:

Hervir el arroz durante dos horas en proporción aproximada 1arroz/10agua, pero esto siempre va al gusto y según fuegos. Lo recomendado es cocer a fuego fuerte los diez primeros minutos para que se abra el grano de arroz y luego bajar el fuego al máximo para que quede una textura cremosa. De hecho si buscamos textura papilla podemos pasarlo por un pasa puré o batidora justo antes de servir. Como es una cocción larga, podemos prepararla para varios días guardándola en la nevera.

Como acompañamiento hoy he salteado la manzana en rodajas con una cucharada de agua, añadiendo en el último minuto una cucharada de melaza de arroz para caramelizarla, también se puede hacer con zumo de limón y darle un toque de arroz con leche junto a la canela. Me gusta la canela en los desayunos porque además de aromatizar, activa el metabolismo generando calor interno. Y por último, una cucharada de tahine, con el que aportamos ácidos grasos esenciales y aumentamos el efecto saciante del desayuno.

→Hasta aquí el especial desayunos que espero os sirvan de inspiración, antojo y por qué no…? Devoción. Para que combines e inventes a tu gusto con el placer de despertarte y tener un próspero día.

Recuerda incorporar a tu desayuno hidratos integrales, fruta fresca o desecada, frutos secos y semillas, para asegurar un aporte de minerales y vitaminas óptimos para tu salud!!

Me despido con las palabras de alguna profesora de teatro más coach que nutricionista: Yo no puedo tener por ti, más ganas de vivir que tú!!

Ahí es nada,

Divina hastalamuerte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s